Cómo cuidar de tus organizadores

El término «agotamiento de la organización» se escucha con frecuencia. En esencia, significa que la exigencia a la que se somete a las personas que organizan rol en vivo, y que lo hacen como pasatiempo en su tiempo libre, es tan alta que acaban quemándose y dejan de organizar estos eventos. Para evitarlo, he reunido una lista práctica sobre cómo quienes los juegan pueden cuidar de quienes los organizan y ayudar a prevenir esta situación.

Editado por María Nieto, traducido por Espe Montero.

El término «agotamiento de la organización» se escucha con frecuencia. En esencia, significa que la exigencia a la que se somete a las personas que organizan rol en vivo, y que lo hacen como pasatiempo en su tiempo libre, es tan alta que acaban quemándose y dejan de organizar estos eventos. Para evitarlo, he reunido una lista práctica sobre cómo quienes los juegan pueden cuidar de quienes los organizan y ayudar a prevenir esta situación. Esta lista no es aplicable a todos los roles en vivo y organizaciones, pero creo que puede acomodarse a varias situaciones.

Antes del ReV 

Cuando te vayas a inscribir en un vivo, lee antes la información disponible. Si ya sabes que habrá decisiones de diseño y políticas con las que no estás de acuerdo, no tiene sentido que te apuntes, les critiques a posteriori e intentes hacer cambiar de opinión a las personas de la organización acerca de ellas. A menudo, las personas que integran la organización tienen razones que desconoces para tomar sus decisiones. Puedes preguntar acerca de ellas, pero ten en cuenta que no tienen la obligación de explicarlas. Si la política o la decisión realmente te molesta, considera si realmente quieres asistir a ese evento, o querrías asistir a tu versión personalizada del mismo. Respeta la visión que la organización tiene de su propio rol en vivo.

  1. Para comunicarte con el evento, utiliza los canales oficiales que la organización te ha pedido que uses. Si han solicitado que se envíen preguntas por correo electrónico, no les escribas a través de redes sociales o mensajes personales. Respeta que algunas personas necesitan compartimentar la información y que no siempre tienen que estar disponibles.
  2. Lee la información proporcionada antes de hacer preguntas, especialmente en los días previos al vivo. Si te cuesta encontrar información porque está dispersa en diferentes lugares, entonces puedes indicarlo a la organización de una manera agradable y sin presiones. Por ejemplo, podrías solicitar un documento con enlaces o un hilo que recoja toda la información.
  3. Si te encuentras con cosas que te gustan y de las que la organización es responsable, díselo. Haz que sientan que se les valora.
  4. Mientras te preparas para el vivo, revisa la lista de cosas que se recomienda incluir para llevarlas contigo y asegúrate de meter en tu equipaje snacks o algo similar si sabes que necesitarás comida adicional. Lee toda la información una vez más.
  5. Considera la posibilidad de llevar un regalo para las personas que forman tu organización si la conoces bien, como caramelos o sus bebidas favoritas. Si no es así, lleva abrazos, pero recuerda preguntarles si es buen momento para dárselos (o si quieren recibirlos).

Durante el ReV / Talleres

  1. Sé puntual.
  2. No acapares el tiempo de la organización. Recuerda: hay mil cosas que hacer justo antes del inicio de un ReV. Da siempre a las personas de la organización la opción de seguir con sus tareas y respeta que tienen cosas que hacer, incluso aunque tengas muchas ganas de pasar un rato con ellas.
  3. Si llegas pronto al evento, pregunta si puedes ayudar con algo e intenta tener cuidado de no estorbar. La organización no tiene la obligación de hacerte compañía si has elegido llegar antes de la hora establecida.
  4. Durante los talleres, abstente de hacer bromas para animar el ambiente. Si alguien de la organización pide que se hagan las preguntas al final en lugar de cuando te surjan, escríbelas y hazle caso; incluso aunque pienses que tu cuestión no puede perjudicar el flujo o el tiempo del taller.
  5. No acapares el tiempo de las personas de la organización durante los descansos o en los talleres; tienen un millón de cosas que hacer. Si se trata de personas a las que conoces y aprecias, puedes ofrecerte para lo que necesiten, como apoyo, pero sólo si es lo que ellas quieren. Cualquier respuesta  a tu ofrecimiento que no sea un SÍ entusiasta es un NO.
  6. No le pidas a la organización privilegios sólo porque tengas una relación personal con sus integrantes (a menos que sea por razones de salud y seguridad).
  7. Escuchar durante los talleres para entender qué función tendrán las personas de la organización durante el rev. Si os dicen que están en juego (por ejemplo si tienen función de PNJ), entonces podrás interactuar con ellas, pero recuerda siempre darles la oportunidad de no hacerlo. Si están presentes sólo en calidad de Fuera de Juego, respétalo.

Después del ReV

  1. Después del vivo o a posteriori en redes sociales, aprecia el trabajo a la organización. Dales las gracias y coméntales las cosas que disfrutaste.
  2. Deja que las personas que la componen se recuperen un poco antes de hacer comentarios negativos sobre el ReV. Si quieres despotricar sobre el juego de modo que incluya algún tipo de crítica, comprueba antes si alguien de la organización está cerca; si es así, no lo hagas. Para quien ha organizado el ReV, ese tipo de opiniones no es precisamente lo que necesitan oír en ese momento. Tus críticas durante el juego pueden hacerles difícil llevar a cabo  sus responsabilidades de manera efectiva.
  3. Habla con la organización después del juego, repite las cosas positivas, y espera a que pregunten sobre la crítica constructiva antes de darla. Algunas organizaciones solicitan una “Semana de Historias”, que consiste en que, durante la primera semana tras el ReV, quienes lo han jugado solo pueden compartir sus historias positivas. Respeta ese deseo.
  4. Si hay un formulario de feedback, rellénalo. Cuando añadas comentarios más largos, recuerda matizar tus respuestas. A menudo, la organización agrupará los datos y los comentarios por separado, lo que significa que aunque tus respuestas reflejen que ha sido un buen vivo para ti, tus comentarios pueden hacer que parezca una mala experiencia.
  5. Recuerda: puede que no tengas toda la información sobre una decisión de diseño. Incluso si algo te parece objetivamente malo, puede haber razones para ello, así que intenta no dar tus opiniones como verdades absolutas, sino como cuestiones que percibes como defectos. A veces tus propias expectativas u otras influencias externas son las razones por las que no has tenido un buen juego. Otras, es el diseño. Rara vez ocurre porque la organización está formada por seres horribles.
  6. Si no organizas partidas regularmente, o si nunca has organizado un ReV como al que has asistido, ten algo de humildad; recuerda que la organización está compuesta por personas que intentan crear algo. Sé amable.

Este es un documento vivo que puede ser actualizado para incluir más consejos. No pretendo haber pensado en todo, o que mis consejos funcionen para todos, pero esto es, en mi opinión, una línea de base con la que empezar. Si deseas añadir algo, incluyendo una nueva redacción, matización o desacuerdo, no dudes en utilizar la sección de comentarios y ampliar tu sugerencia.


Autor: Petra Lindve 

Fuente original: https://nordiclarp.org/2019/03/22/how-to-take-care-of-your-organizer/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.