Larp Crush: El qué, el cuándo y el cómo

Suena un pequeño bip en tu radar romántico, algo de lo que te ríes y desestimas rápidamente. Pero resulta que a menudo nos equivocamos. En palabras de una chica que se acercó a mí después de mi charla en Knutpunkt: «Se llama larp crush porque después se te aplasta (crush) el corazón».

Publicado con el permiso de su autora y Nordiclarp.org

Traducción: Amalia Valero

Nota de la autora original: Este artículo se basa en una presentación que hice en la conferencia de larp nórdico Knutpunkt 2018 en Lund, Suecia. Se basa en mis propias experiencias, así como en conversaciones con personas con larp crushes.

Debe haber algo más. Eso es lo que siempre he pensado.

Los jugadores suelen estar de acuerdo en que lo que ocurre en juego se queda en juego. Esta idea se conoce como coartada, tal y como la describe, por ejemplo, Markus Montola (2010). Que tu personaje de larp sea un tirano sádico no significa que tú lo seas. Lo mismo ocurre con las relaciones: Tu hermana no es tu hermana real, tu amigo no es tu amigo real y tu amante no es tu amante real.

¿Verdad?

Pero luego está el larp crush. Suena un pequeño bip en tu radar romántico, algo de lo que te ríes y desestimas rápidamente. Pero resulta que a menudo nos equivocamos. En palabras de una chica que se acercó a mí después de mi charla en Knutpunkt: «Se llama larp crush porque después se te aplasta (crush) el corazón».

Definiendo El Larp Crush

¿Qué es un larp crush? Si no sabes fijo si has tenido uno, puedes estar tranquile: No lo has tenido. No es el tipo de experiencia que pasa desapercibida.

Un larp crush es una condición en la que tus cables y los de tu personaje se cruzan, por así decirlo.

Es un pariente cercano del larp bleed, que Sarah Lynne Bowman (2015) define como «momentos en los que […] los sentimientos, pensamientos, relaciones y estados físicos de la vida real se derraman sobre los personajes [de les jugadores] y viceversa.»

Sin embargo, se sabe que los larp crush son potencialmente más intensos que casi cualquier otro bleed.

Para examinar el larp crush, he estudiado cómo los actores se enfrentan al equivalente del bleed. Según la profesora de psicología de los medios de comunicación, la Dra. Elly A. Konijn, los actores rara vez se confunden sobre su identidad (Konijn 2000). Según mi experiencia, lo mismo ocurre con les jugadores de vivos. Sin embargo, sí se ven afectados por las emociones y el comportamiento de su personaje. Al igual que el actor Jim Carrey se vio afectado por la interpretación de Andy Kaufman en la película biográfica Man on the Moon, les jugadores se ven afectados por las emociones de sus personajes.

Esta es mi definición de un larp crush:

•    Un larp crush es una variante del bleed, lo que significa que tienes problemas para separar tus emociones del mundo real de las de tu personaje.

•    Sabes que tienes un larp crush cuando sientes un deseo inexplicable de pasar el tiempo mirando fijamente a los ojos de otra persona durante cantidades irrazonables de tiempo.

•    Sólo se trata de un larp crush si no has sentido ninguna atracción previa por la persona en cuestión. Puede que te pareciera una persona atractiva, pero no la veías de forma romántica. Si lo hiciste, no es un larp crush, es un enamoramiento normal.

•    Sólo es un larp crush si fue provocado por tu relación en juego. Descubrir en la fiesta posterior que os gustáis de verdad no es un larp crush, es un enamoramiento normal.

Painting of a woman gazing longingly at a man staring at himself in a lake

Eco y Narciso (1903) de John William Waterhouse.

Inmersión En El Personaje

En el larp nórdico, al igual que en la mayoría de las películas de Hollywood, el realismo es, con mucho, el género más predominante. Esto significa que ser capaz de reproducir emociones realistas se considera «jugar bien a rol».

Nuestro enfoque es muy parecido al del actor y profesional del teatro Konstantin Stanislavski.

El método de actuación de Stanislawski afirma que el actor debe entregarse a sí mismo y convertirse en uno con el papel. Además, debe recordar emociones propias para crear credibilidad.

Recordar emociones genuinas no sólo crea la expresión de esas emociones, sino que también te hace revivirlas. Debido al peligro potencial de este método, Stanislawski se distanció posteriormente de él. Sin embargo, era demasiado tarde: Hollywood ya lo había adoptado. Algunos de los actores más famosos, desde Dustin Hoffman hasta Heath Ledger, han usado este método.

Cuando se trata de un vivo, yo también lo hago.

Emocionarse o conmoverse con una actuación parece ser uno de los criterios más importantes que utiliza el público para juzgar el impacto de una actuación. Lo mismo ocurre con les jugadores en el estilo nórdico (Bowman 2017).

A menos que nos impliquemos emocionalmente, no obtendremos la sensación de catarsis que los antiguos griegos utilizaban para describir la sensación de ser purgado emocionalmente – de haber pasado por una gran prueba, y salir del otro lado.

Como nota al margen: para algunes larpers, la identificación emocional con el personaje nunca se produce. Sin embargo, muchas personas son capaces de crear un vínculo emocional con su personaje a ratos, aunque no siempre. Dado que les jugadores de larp nórdico suelen ver la inmersión en el personaje como un indicador de éxito, un larp sin inmersión en el personaje suele considerarse un fracaso y una decepción.

Los actores están de acuerdo en que la clave para crear un vínculo emocional con tu personaje es la preparación. Debes saberlo todo sobre tu personaje: de dónde viene, su estatus, su peresonalidad, sus hábitos, sus objetivos vitales o la falta de ellos. Debes saber lo suficiente para poder construir «un modelo interior», o como lo describen les psicólogues, una teoría de la mente.

Limerencia

Los larp crushes provocan los mismos sentimientos que el enamoramiento normal. Consisten en una mezcla de obsesión y compulsión. Estás pensando constantemente en el objeto de deseo y no puedes evitar interpretar todo lo que dice o hace y lo que eso significa para vuestra relación.

Mientras investigaba para este artículo, me topé con el término limerencia. Fue acuñado por la psicóloga Dorothy Tennov en 1979. Se trata de un estado, a menudo involuntario, en el que se está emocionalmente unide a otra persona hasta el punto de la obsesión. Aunque implica una atracción física, va mucho más allá del mero deseo de tener sexo. Podría llamarse una versión extrema del amor romántico. Como describe Tennov (1979), «la limerencia es ante todo una condición de obsesión cognitiva».

Según Tennov, no experimentar nunca la limerencia es un estado tan natural como experimentarla. Sin embargo, las personas que nunca han pasado por la limerencia tienden a pensar que es un mito. No lo es, pero es un poco un unicornio que algunas personas pasan toda su vida sin ver. Jugar a rol en vivo es una forma excelente de inducir este estado.

La persona limerente -es decir, la que experimenta un enamoramiento total- se vuelve extremadamente atenta a las pequeñas señales, como el lenguaje corporal, las palabras o las acciones.

Ser limerente es como ese momento de El Mago de Oz en el que se abren las puertas y sales de Kansas para entrar en Oz. Es como un despertar. Estás lleno de energía y todo es doblemente intenso.

Dorothy with Toto staring in wonder at Oz

El Mago de Oz (1939). Foto de Insomnia Cured Here en Flickr. CC BY-SA 2.0.

Según los científicos, una resonancia magnética del cerebro de una persona enamorada se parece mucho al cerebro de una persona bajo la influencia de la cocaína (Fisher, Aron, Brown 2018). A lo largo de los años, de hecho, se ha debatido si estar enamorado debería clasificarse como un trastorno mental (Tennov 1979). No hay duda de que la limerencia es una condición física muy poderosa, así como un estado mental. Además, mientras se pasa por ella, se tiene tan poco poder sobre las reacciones químicas que se producen en el cerebro como si se estuviera drogado.

“La limerencia no es producto de una decisión humana: Es algo que nos ocurre. Sus componentes cognitivos intrusivos, la cualidad obsesiva que puede parecer voluntaria en el momento pero que desafía el control, parecen ser el aspecto de la limerencia en el que más se diferencia de otros estados.” (Tennov 1979)

Los larp crush te hacen sentir vive. Todo está revestido de significado. Para bien o para mal, tanto si te ahogas en la miseria como si estás flotando de la alegría, estás en increíble sintonía con el mundo que te rodea.

Todes tenemos un anhelo generalizado de unión con lo bello y lo excelente. La limerencia es una manifestación pura de ese anhelo.

¿Son «Reales» Los Larp Crush?

La respuesta a la que he llegado actualmente es: Sí y no.

Los larp crush son, sin duda, experiencias reales de enamoramiento. Los larp crush son reales en el sentido de que la barrera entre tú y las emociones de tu personaje se erosiona hasta el punto de que realmente, verdaderamente, estás pasando por la limerencia.

Sin embargo, los larp crush se «crean» porque te colocas deliberadamente en una situación en la que te balanceas entre la esperanza y la incertidumbre. Colocarse en un estado en el que se equilibra constantemente la esperanza y la incertidumbre alimenta la limerencia. Eso es lo que se denomina El Método Bungee en el artículo de Charles Bo Nielsen (2017) «Playing in Love», que pretende ser una guía para interpretar relaciones románticas en los larps nórdicos.

A menudo, cuando une experimenta un larp crush, no tiene ni idea de quien es la persona que hay detrás del personaje. Pero, en realidad, esa falta de conocimiento no diferencia el larp crush de otros tipos de enamoramiento: No es necesario conocer a la persona que se convierte en objeto de limerencia. La gente suele hablar de que se enamoraron a primera vista.

A knight in armor and a lady in a veil

Tristán e Isolda compartiendo la poción (1916) de John William Waterhouse.

Según Tennov, la mejor manera de librarse de la limerencia es que se revele que el objeto limerente es muy indeseable. Sin embargo, como la mayoría de la gente es bastante decente, este enfoque no es muy fiable.

Tennov calcula que la reacción limerente media dura aproximadamente de 18 meses a 3 años. Sin embargo, algunas pueden durar toda la vida, mientras que otras pueden desaparecer más rápidamente. Parece haber una relación entre la exposición y la duración.

Hay tres formas eficaces de deshacerse de la limerencia:

•    Consumación: se unís y tienen una relación. (No, el sexo no es suficiente).

•    Inanición: no vuelves a ver a esa persona.

•    Transferencia: de alguna manera logras transferir tus sentimientos a una tercera persona.

Mantener el contacto no es, desde luego, el camino a seguir si se quieren eliminar los sentimientos no deseados. Sin embargo, Tennov cree que la persona que está en el extremo receptor tiene la obligación ética de ayudar a disminuir el dolor que está sufriendo la persona limerente.

Además, si la limerencia no es recíproca, la atención asfixiante de la persona limerente puede ser una experiencia desagradable, que debe ser solucionada. Lo que ambas partes necesitan es una declaración muy clara del objeto de la limerencia (la persona de la que la persona limerente está enamorada) de que no está interesada. De lo contrario, la persona limerente seguirá alimentando las brasas de la esperanza.

¿Puedes Hacer Que Tu Cuerpo Se Enamore?

Según Konijn, sólo hay ligeras pruebas de que la realización de ejercicios físicos específicos, como mirarse fijamente a los ojos, hará que uno se enamore (Konijn 2000). Sin embargo, separar los sentimientos del personaje de los propios es otra historia.

Konijn explica que es infrecuente que incluso les actores de método se vean afectades por las emociones de un personaje mientras actúan. Es durante los ensayos y la preparación del personaje cuando acaban viéndose afectades. Sin embargo, la situación de les jugadores de vivos es diferente: nuestra actuación es mucho más envolvente, si no por otra razón, porque no tenemos que recordar líneas y no estamos en un escenario.

Los científicos Arthur Aron et al. (1997) querían averiguar si la intimidad entre personas desconocidas puede acelerarse mediante la realización de tareas de «auto-revelación» y de creación de relaciones. Las tareas aumentarían gradualmente de intensidad. De hecho, la auto-revelación resulta estar vinculada al establecimiento de la intimidad y al sentimiento de cercanía. La conclusión fue que, en las condiciones adecuadas y con los emparejamientos adecuados, la intimidad puede acelerarse.

En mi experiencia, el larp tiene un efecto similar: al haber vivido juntes emociones fuertes, sientes intimidad después. Sin embargo, aunque no dudo de la sinceridad de los sentimientos, la idea de que realmente se llega a conocer a una persona desconocida a un nivel profundo después de pasar unos días juntes, me parece dudosa en el mejor de los casos.

El «atajo» emocional para sentir intimidad con desconocides que proporciona el larp quizá se considere mejor como un trampolín para conocerse. Puede que hayas abierto la puerta, pero la construcción de la relación real viene después – y debe hacerse, para que no acabes en una relación con alguien con quien no eres compatible.

Aun así, los larp crush no son tan diferentes de los enamoramientos a primera vista. Aunque lo más probable es que la mayoría de la gente sea simpática, puedes estar enamorándote de alguien con quien no puedes conectar a largo plazo.

¿Me He Enamorado De Una Persona Real O De Un Personaje De Ficción?

Te has enamorado de un personaje de ficción. Sin embargo, esto no es nada nuevo. La gente lo hace todo el tiempo, cuando se enamora de Mr. Darcy, John Snow o Lara Croft. El hecho de que el objeto de tu deseo sea una ficción no significa que tus sentimientos lo sean.

Woman and man about to kiss

Elizabeth Bennett y el Sr. Darcy en Orgullo y Prejuicio (2005). Foto de Peter Pham en Flickr. CC BY 2.0.

La limerencia se construye muy a menudo sobre la base de la ficción. Cuando la gente habla de «enamorarse a primera vista», lo que les atrae no es, obviamente, un conocimiento profundo del carácter de la otra persona, sino una fantasía de lo que suponen que puede ser esa persona.

Según el sexólogo John Money, todos tenemos un esquema de nuestra pareja ideal. Los mapas del amor son bastante complejos: tienen que ver con la realización y la crianza. Cuando une se enamora a primera vista, lo que ocurre es que encuentra a alguien en quien es capaz de proyectar su mapa del amor. Money (1986) continúa: «Es decir, la persona proyecta sobre la pareja una imagen idealizada y altamente idiosincrásica que difiere de la imagen de la pareja tal y como la perciben otras personas.»

Por supuesto, esa proyección es en sí misma un personaje ficticio.

La pregunta que debes hacerte no es si tus sentimientos son reales -por supuesto que lo son-, sino: ¿Quiero esto? Dependiendo del grado de compulsión/obsesión, un larp crush puede perturbar tu vida cotidiana hasta el punto de volverse destructivo. Tennov (1979) explica: «La limerencia por alguien que no es el cónyuge puede causar una gran perturbación en la familia y, cuando se frustra, la limerencia puede producir una angustia tan grave que pone en peligro la vida.»

Sin embargo, la limerencia también puede ser una experiencia positiva y transformadora que te ayude a reevaluar tu vida de forma constructiva.

Controlar Tu Experiencia En El Larp

Según las profesoras de psicología Thalia Goldstein y Ellen Winner (2012), hay tres habilidades psicológicas que ayudan a un actor a crear una fuerte caracterización: la teoría de la mente, la empatía afectiva y la regulación de las emociones.

La teoría de la mente es la capacidad de entender lo que otres piensan, sienten, creen y desean. Ser capaz de ver a través de las acciones de alguien y entender sus intenciones es integral para crear un personaje fuerte, porque esas son las habilidades que requiere la creación de personajes. Algunas personas tienen una sólida teoría de la mente, mientras que a otras les resulta difícil. La lectura de obras de ficción y, por supuesto, jugar a rol, entrena esta habilidad.

La empatía afectiva -en contraposición a la empatía cognitiva- es el sentimiento que se tiene en respuesta a la emoción de otra persona. A veces se denomina «contagio emocional». Puede ser tristeza por el dolor de alguien, alegría por la felicidad de alguien, etc. Alegrarse y derramar lágrimas de alegría por la boda de otra persona cuenta como empatía afectiva. Dejarse afectar por las emociones de tu personaje también lo hace.

Por último, une buene larper necesita habilidades de regulación emocional. Tiene que ser capaz de decidir si quiere sentir las emociones de su personaje o no, o hasta qué punto. Esta no es una habilidad sólo para cuando se juega a rol; desde pequeñes, todes aprendemos a regular nuestros sentimientos, porque a veces es inapropiado o inconveniente mostrarlos.

Para poder controlar tu experiencia de larp, necesitas habilidades de regulación emocional. Ser capaz de jugar a una relación romántica sin tener un larp crush -o lo contrario, tener un larp crush deliberadamente- se reduce a esta habilidad en particular.

Juliet kissing Romeo on a balcony

Detalle de Romeo y Julieta (1884) de Frank Dicksee.

Herramientas Para La Regulación De Las Emociones

Actualmente, la regulación de las emociones no es algo que se enfatice en el vocabulario del larp nórdico. Sin embargo, es interesante que en otras comunidades del rol en vivo la idea de estar totalmente inmerso en tu personaje se considera estigmatizante.

Esta estigmatización es algo que Tennov (1979) también describe en relación con la limerencia, afirmando: «Muchas sociedades han intentado impedir el amor o, más a menudo, controlarlo de alguna manera.»

Incluso describe cómo Stendhal, un autor del siglo XIX al que se cita a menudo por sus pensamientos filosóficos sobre el amor y la belleza, se avergonzaba ante la idea de ser descubierto como alguien que podía dejarse llevar por los sentimientos de la pasión. La autora atribuye esta reacción a que la sociedad, en general, es más proclive a premiar el comportamiento racional que el emocional.

Mientras que el larp nórdico suele alabar la inmersión en personaje, los larp crush parecen trivializarse. La idea de que necesitamos herramientas para manejar una inmersión excesiva no parece haber arraigado.

Los larp crush no son una ficción trivial. Son emociones reales, y hay que tratarlas como tales. En lo que respecta a la búsqueda de herramientas que nos ayuden a mejorar la creación de las experiencias que deseamos, aún nos queda mucho camino por recorrer. Tomar conciencia de estas respuestas emocionales, y admitir su impacto en nosotres, es un primer paso.

Texto original: https://nordiclarp.org/2018/03/28/larp-crush-the-what-when-and-how/

Referencias

Aron, Arthur, Edward Melinat, Elaine N. Aron, Robert Darrin Valone, Renee J. Bator, et al. 1997. «The Experimental Generation of Emotional Closeness: A Procedure and Some Preliminary Findings». Personality and Social Psychology Bulletin 23, no. 4 (abril): 363-377.

Bowman, Sarah Lynne. 2015. «Bleed: The Spillover Between Player and Character». Nordiclarp.org, 3 de marzo.

Bowman, Sarah Lynne. 2017. «Inmersión into Larp: Theories of Embodied Narrative Experience». First Person Scholar, 4 de marzo.

Fisher, Helen E., Arthur Aron, Lucy L. Brown. 2006. «Romantic Love: A Mammalian Brain System for Mate Choice». Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences 361, no. 1473 (diciembre): 2173-2186.

Goldstein, Thalia R., y Ellen Winner. 2012. «Enhancing Empathy and Theory of Mind». Journal of Cognition and Development 13, no 1: 19-37.

Konijn, Elly A. 2000. Acting Emotions, Shaping Emotions on Stage. Amsterdam, NL: Amsterdam University Press.

Money, John. 1986. Lovemaps: Clinical Concepts of Sexual/Erotic Health and Pathology, Paraphilia, and Gender Transposition in Childhood, Adolescence, and Maturity. New York: Irvington Publishers Inc.

Montola, Markus. 2010. «The Positive Negative Experience in Extreme Role-Playing». Actas de DiGRA Nordic 2010: Experiencing Games: Games, Play, and Players, 2010.

Nielsen, Charles Bo. 2017. «Playing in Love». En Once Upon a Nordic Time, editado por Martine Svanevik, Linn Carin Andreassen, Simon Brind, Elin Nilsen y Grethe Sofie Bulterud Strand, 176-184. Oslo, Noruega: Knutepunkt.

Tennov, Dorothy. 1979. Love and Limerence: The Experience of Being in Love. Lanham, Maryland: Scarborough House.

Foto de portada: Psique revivida por el beso de Cupido (1777) de Antonio Canova en el Museo del Louvre, París, Francia.

Autora: ‘Sanne Harder’ (a veces acreditada como Sanne Harder Flamant o S. Benarzi) es una diseñadora de juegos danesa, que ha organizado y escrito escenarios desde 1994. Como parte de las Nordic Larp Talks en 2011 dio una charla titulada «Roleplaying as a Teaching Method”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.