El tribunal

Un escenario participativo sobre la mecánica de la opresión, para cinco a doce jugadores.

Inspirado en Orwell, Krylov, Büchner, Linna y los clásicos ejercicios de dilema

escrito por J. Tuomas Harviainen

Resumen

Este es un escenario de dos horas para un pequeño grupo de jugadorxs. Todos los personajes son soldados en una tierra sin título. Pueden ser de cualquier género. La época puede ser actual o anterior. Si el organizador quiere ambientarlo en una época y lugar determinados, es posible, pero no es necesario. Todo lo que este escenario requiere es una habitación o dos, o un claro en un bosque, para funcionar. Se trata de que la gente debata un tema serio, no de que haya acción.

La premisa es sencilla: dos soldados de tu unidad -el soldado Urraca y el cabo Tejón – han sido acusados del delito de robar pan. Esto es serio. Todos tienen hambre, hay escasez de alimentos. Así que si son declarados culpables, serán fusilados. El problema es que son inocentes – estaban con todos vosotres cuando el crimen tuvo lugar. Probablemente ha sido un mayor, Cerdo, que tiene tendencia a robar y vender cosas del cuartel. Sin embargo, nadie quiere oír hablar de eso – la mayoría de los oficiales aquí son corruptos o tienen miedo. Los chivos expiatorios serán declarados culpables y ejecutados, a menos que un número suficiente de personas testifique su inocencia. Sin embargo, decir esto es extremadamente peligroso, y puede convertirte en la siguiente persona en ser fusilada. ¿Qué harás, y cuántos otros necesitarás para defender la honestidad junto a ti, si decides defender a los inocentes?

El escenario se desarrolla en un espacio de espera, justo antes de que el primero de vosotros sea llamado a declarar ante el tribunal militar. Cada uno de vosotros se enfrentará solo a los jueces, sin saber lo que dirán los demás. Así que si queréis marcar la diferencia, o estar seguros de sobrevivir, tenéis que discutir y llegar a un acuerdo ahora.

Ninguno de los dos acusados es muy querido entre vosotros. Urraca es una especie de ladrón, siempre al acecho de buenos tratos y cosas interesantes. No parece que robe a sus amigos, pero todos los demás juegan limpio. Aun así, sería absurdo que lo mataran por un crimen que no ha cometido. Tejón, por su parte, es un buen tipo, un veterano. Sin embargo, tiene una molesta tendencia a refunfuñar, lo que suele irritar a la gente. Sin embargo, es honesto y no merece morir por el crimen de otra persona.

Antecedentes e historia

Tu país no está en guerra, ni lo ha estado durante bastante tiempo, pero hay una tensión constante con los vecinos. Así que el servicio militar es obligatorio, y dura varios años. No es una época agradable: los oficiales son crueles, los suboficiales aún más, y todos buscan principalmente su propio beneficio. La gente roba, mendiga y pide prestado lo que puede, para luchar contra el estrés, la pequeña hambre constante y el aburrimiento provocado por las rutinas siempre presentes. Ver a la familia de uno es un raro placer.

Su unidad lleva ya dos años juntos. Tu oficial al mando es el teniente Cucaracha, un hombre perezoso y con poca ambición. Asistiendo a él y liderando tu escuadrón está el sargento Zorro, un malvado matón. Ninguno de los dos está hoy aquí contigo. Tejón, por su parte, trabaja como mano derecha de Zorro, y su presencia malhumorada equilibra en cierta medida la crueldad del sargento. Por lo tanto, perderlo también haría tu vida aquí bastante más difícil. Otro soldado de tu unidad ha sido ejecutado recientemente: Shrew, que atacó a un oficial que intentó violarla.

Las cosas son falsas aquí, en cierto modo. Todo el mundo utiliza palabras como «lealtad», «camaradería», «justicia», «patria» y «virtudes del soldado» en tono reverencial. Sin embargo, pocos creen ya en ellas.

Mecánica del juego e información

En este juego no hay combate: si atacas a alguien durante el tribunal, te dispararán. Así que puedes agarrar a alguien por el cuello, físicamente, pero no golpear a nadie. Por lo tanto, no es necesaria ninguna mecánica de ningún tipo.

En cuanto a la información que falta, siéntete libre de añadir cosas al trasfondo de los personajes y a la historia compartida de la unidad. Sin embargo, no hagas cambios en el material que te han dado.

La escena principal debe durar aproximadamente una hora y media. Es posible que parte de ella sea aburrida. Esto es intencionado: Las personas cambian más de opinión cuando esperan algo que da miedo. Acepta ese punto: este escenario trata de explorar las posibles consecuencias de las propias acciones, y eso no siempre es fácil.

La escena previa

Antes del escenario propiamente dicho, juega una pequeña escena en la que estén presentes todos los personajes del jugador. Los oficiales y suboficiales, incluido Tejón, están en una reunión informativa, y Urraca está orinando. Intenta establecer cómo suena y se siente un momento normal en tu cuartel: Cuervo probablemente estará comentando todo, Rata revisando sus pertenencias y Lobo y Halcón muy probablemente estarán intimidando a Ratón, como siempre. Esta escena previa no debería durar más de 15 minutos, así que haz todo lo posible por establecer una «línea de base» de interacción para tus personajes, de modo que te parezcan más naturales durante el juego real.

Debriefing

Durante el interrogatorio posterior a la partida, reflexiona sobre las acciones de tus personajes: ¿Qué crees que habría hecho y dicho realmente ante el tribunal? ¿Qué lo determinó? ¿Qué impacto, si es que hay alguno, tuvieron los demás en su reacción? ¿Y hasta qué punto depende un sistema injusto del miedo, la búsqueda de comodidad y la pereza de las personas?

Los personajes

Cada jugador elige uno. Todos los personajes tienen la misma edad y el mismo género que sus jugadores. Cada uno tiene el rango de soldado raso. Se recomienda encarecidamente cambiar todos los nombres por traducciones nativas, ya que eso hará que las cosas parezcan mucho más reales. Y ten en cuenta las descripciones generales de los demás – esas serán tus impresiones iniciales de los personajes al comienzo del juego, en caso de que no tengas información extra sobre ellos en tu material de personaje.

Lobo – Brutal, pero excelente soldado ___________________________

Cuervo – Críticx, instructivx, habla constantemente ___________________________

Pavo real – Vanidosx, narrador de historias___________________________

Ratón – Tímidx, siempre se meten con elle ___________________________

Rata – Codiciosx, adaptable, inteligente ___________________________

Alce – Firme, fuerte, respetadx ___________________________

Perro – Leal, pasivx, fiable ___________________________

Halcón – Toma la iniciativa, líder, pero malvadx ___________________________

Cigüeña – Cuidador, guía, orgullosx ___________________________

Gato – Individualista, poco fiable, talentosx___________________________

bisonte – Activx, implacable, admiradx ___________________________

Caballo – La columna vertebral de todo el equipo ___________________________

Calentamiento

Antes de empezar el juego, recorre la zona invocando los rasgos de tu animal característico en el personaje. Intenta hacerte una idea de cómo se comporta esta persona, quién es, y cómo se relaciona con las demás personas que están aquí, como animales y como personas: compañerxs, molestias, amigxs, enemigxs. Todos los personajes son humanos, pero su parecido con sus homónimos animales es muy fuerte.

Lobo

Gran soldado, pero una pieza muy desagradable. No eres exactamente sádicx, ni una persona que torturaría a los prisioneros. Simplemente odias a los débiles, especialmente a quienes  parecen estorbar en lo que hay que hacer. Así que para «entrenarlos para que no fallen más», llegas hasta donde sea necesario. Si alguien no puede soportarlo, es su problema. Que le vaya bien.

Sigues bien las órdenes, y probablemente estarías en camino de convertirte en oficial, si hubiera algo que hacer además de esperar esa maldita guerra. Así que matas el tiempo «refinando» a los demás con tu amigo Halcón, especialmente al débil idiota de Ratón. Te cae mal tu oficial al mando, el teniente Cucaracha, por ser un debilucho, pero te gusta el sargento Zorro, ya que se parece bastante a ti. De lxs dos acusados, tienes sentimientos encontrados: Tejón es buen soldado, pero Urraca es molestx y codiciosx. No te gustaría ver morir a Tejón, de Urraca no es para tanto. Te gustaría vengarte del mayor Cerdo, porque esx ladrón no se merece su puesto.

Eres huérfanx sin hermanos ni familia propia, y te gustaría hacer del ejército tu hogar sustituto y tu familia. Ahora mismo estás en la compañía equivocada. 

 Cuervo

Hablas mucho y ves mucho. Eso se combina con una crítica constante a lxs otrxs, pero tratas de ser constructivx. O al menos hacer de filósofx del grupo y de abogadx del diablo. Siempre que alguien expresa una opinión, quieres someterla a debate, para ver si puede mantener su posición o no. Respetas un buen sparring, tanto físico como verbal.

No disfrutas de la vida en el cuartel. Los oficiales, todxs ellxs estúpidxs, se niegan a debatir las cosas. Sólo dan órdenes. Tejón también es así, por lo que no recibe ninguna simpatía de tu parte. Urraca, sin embargo, siempre estaba dispuestx a hablar, y por eso te gusta mucho a pesar de sus defectos. Y tú y Arpía erais buenos amigos, hasta que le ejecutaron injustamente.  Gato, con quien te juntas más estos días, está bien, pero no le sustituye realmente.

Siendo tercer hijx de una familia de siete hijos, te encanta la compañía de los demás, y te marchitas sin público. Tienes unx prometidx esperándote en tu ciudad natal, echas mucho de menos a ese prometidx y no tienes ganas de morir por ningún motivo, patriotismo incluido.

Pavo real

Eres unx adictx a la atención, dispuestx a hacer lo que sea necesario para mantener el punto central en cualquier situación. Si otra persona te quita la atención por más de un minuto, te enfadas. Verbalmente, sobre todo, pero no siempre. No tienes mucho control de los impulsos. Eres hijx menor de una familia numerosa y no has aprendido a vivir sin atención constante.

Lo que te hace ganar la gracia de los demás es que tiendes a ser bastante divertidx. Cuentas historias y anécdotas, a menudo instructivas. Un poco menos entrañable es el hecho de que sueles explicar también su moraleja al público, por si alguien no la ha entendido.

Toda la situación es para ti como una gran anécdota que quieres seguir. Alguien es tratado injustamente, sea como sea. Es una gran historia, de la que ya estás contentx de contar versiones a los demás. También es posible que tú mismx quieras tomar parte activa en ella, si eso te hace ganar la atención que anhelas: desde ser el portador de la última palabra hasta quizás incluso el héroe que salva el día.

Te llevas decentemente bien con todos los de tu unidad, excepto con Cuervo, cuyas constantes críticas te molestan.

Ratón

Eres la persona con la que todo el mundo se mete, porque en el fondo eres un cobarde tímidx. En realidad no es tu culpa, es sólo tu forma de ser. Por eso es tan injusto que los demás se metan contigo, sobre todo Lobo, Halcón y los suboficiales. Te gustaría devolver el golpe, pero te sientes demasiado asustadx y débil para hacerlo.

Esta situación, sin embargo, te parece una oportunidad. Tal vez puedas convencer a los demás de que culpen a alguien más que a Urraca y Tejón. ¿El lobo, el halcón o el zorro, tal vez? Hace tiempo, eras agradable, amable y consideradx. Sin embargo, años de tortura te han convertido también en un monstrux. Como un escorpión enjauladx, buscas la forma de picar a alguien hasta la muerte, aunque te mate a ti también.

Tus padres se preocupan mucho por ti y te envían cartas todas las semanas. Estás más allá de tener la energía para responder, y si tus acciones en algún momento los entristecen, ¿a quién le importa? Te mereces una venganza de algún tipo, aunque sea contra alguien parcialmente inocente. Alguien tiene que sufrir por tu dolor.

Rata

Eres un superviviente. Pase lo que pase, te adaptas, tomas atajos aquí y allá, y prosperas. ¿Los agentes te golpean a veces? No importa. Cuando tienes la oportunidad, les robas algo y colocas algo en la taquilla de otro tipo desagradable. Y así sucesivamente. No eres realmente malx en ningún sentido: para ti la familia es querida familia, y lxs amigxs queridxs amigxs. En realidad te gustan tanto el Tejón como la Urraca, a diferencia de, por ejemplo, el Halcón, el Teniente Cucaracha, el Sargento Zorro o ese irritantemente obediente Perro.

Tu plan principal es sobrevivir a todo este calvario, pero no puedes evitar pensar en meter a alguien que no te gusta en problemas, o en atraer a suficientes de los demás para que arriesguen sus vidas para salvar a Tejón y Urraca. El propio ejército es para ti como cualquier otro entorno, sólo que con sus propias ventajas y problemas. Casi se te podría acusar de tener un enfoque lúdico de la vida aquí, si no estuvieras totalmente serio en todo momento, incluso cuando pretendes reírte, relajarte y divertirte.

Tienes parientes en tu país, pero no te importa. Los mencionas, si llega la necesidad de hacerlo, o si puedes ganar una ventaja alegando «responsabilidades», o «mi familia está preocupada». Con el tiempo, has reunido un montón de bienes encontrados (y a veces robados), y te encanta utilizarlos como soborno, palanca, o ambas cosas.

Alce

Eres un soldado modelo: fuerte, poderoso, confiable, hábil. Nunca cobarde. No hay ningún secreto. Algunas personas simplemente son más aptas para un trabajo que otras. No eres precisamente vanidosx, pero te enorgulleces de tus habilidades. No importa si es en el entrenamiento, o en la guerra que viene, has nacido para esto.

El ejército, sin embargo, suscita en ti importantes interrogantes. Eres capaz de respetar fácilmente a tus hábiles compañerxs: Perro, bisonte, Caballo, el acusado Tejón, incluso lxs que no se portan bien como Lobo y Halcón (que sería un gran líder sin esas tácticas de intimidación). El problema está en lxs superiores, como el perezosx teniente Cucaracha y el insignificante sargento Zorro. Y algunos de tus compañerxs están simplemente destinadxs a recibir balas por otrxs, o aplastadxs bajo las orugas de las máquinas de guerra. Esa es la naturaleza del combate.

Tienes una pareja que te espera en casa, y un hijo que nació después de que llegaras, y al que nunca has visto. Te disgusta la deshonestidad, pero quieres vivir para luchar, y quizá también para conocer a tu hijo algún día. No obstante, estás bastante abiertx a los halagos, así que cuando te dicen algo de la manera adecuada, te empieza a gustar una idea, y te dejarás llevar por ella.

Perro

Te gusta pertenecer a algo más grande que tú, y necesitas un orden y una jerarquía claros que seguir. La vida militar te va bien, mejor que cualquier otra cosa. Antes te metías en peleas, pero aquí te limitas a obedecer y todo va bien. No tienes iniciativa. Mucha gente te consideraría pasivx, pero una vez que te entusiasmas con algo, te dejas llevar por la pasión.

Eres muy leal a tus amigxs, a todo el equipo, aunque ahora no estés de acuerdo con algunxs de ellxs. Algunxs de los más perezosxs, como Rata y Gato, te molestan, pero puedes soportarlo, ya que ellos también pertenecen a este lugar. Dado que creciste en un orfanato, estás muy acostumbradx a tratar con todo tipo de personas en el mismo grupo que tú.

La situación actual te molesta, ya que estás a punto de perder a otros dos buenos miembros de tu equipo. Te gustaría atacar a los que tienen la culpa, pero eso sería agredir a una familia (el ejército) en defensa de otra dentro de ella (tu escuadrón). Así que te encuentras en un dilema, que puede convertirse en un punto de inflexión para ti.

Halcón

Tienes visión de futuro. Eres unx líder natural, con una perspectiva que supera a la de la mayoría de lxs demás. Tienes la cabeza fría, eres muy lógicx y planificas bien. Te falta empatía, o la capacidad de entender lo que significa «las victorias pueden tener un alto coste personal». Las personas mueren, eso es todo. A veces son enemigxs, otras carne de cañón, otras líderes visionarixs.

El hecho de que otros no compartan tu perspicacia y fría racionalidad te irrita enormemente, y de vez en cuando descargas esa irritación sobre lxs más débiles que tú. Tu objetivo por defecto es Ratón, que te desagrada por ser el tipo de perdedorx que arruina los mejores planes al no llevarlos a cabo. Hay otros que sí te gustan, y nunca te metes con ellxs, y Lobo es tu aliadx constante.

Odias a tu líder, el teniente Cucaracha, y sueñas con sustituirlx algún día. De un modo u otro, quieres brillar y ascender rápidamente en el escalafón. Vienes de una línea familiar de oficiales, y no tienes intención de fallarles. Este tribunal es una oportunidad para que brilles, de una manera u otra, y nadie te lo arruinará.

Cigüeña

Cuidas de lxs otrxs, cuando les fallan las fuerzas, el orgullo o la paciencia. Siempre cuidadorx, siempre juez, siempre la madre cuidadosa y el padre severo pero cariñoso, estás aquí para tu equipo. También tomas la delantera en las cosas, predicando con el ejemplo. Puede que no seas un líder natural en lo que respecta a la planificación, y probablemente serías mejor sargento que oficial, pero haces lo que se te da bien.

La situación actual te preocupa mucho. Dos personas que te importan van a morir, injustamente, como Musaraña hace algún tiempo. Esto es injusto, pero oponerse a ello es letalmente peligroso. Te gusta especialmente Urraca, ya que crees que podrías entrenarlx para que abandone sus malos hábitos y se convierta en una persona maravillosa y en un gran soldado. Y desprecias a la gente como el teniente Cucaracha, que sólo es perezosx y no está dispuestx a mejorar.

Tienes pareja y dos hijos en casa, ya que entraste en el servicio un poco más tarde de lo habitual. Eres muy consciente de que hacer lo correcto aquí te pondrá a ti, y a tu futuro, en riesgo. La única posibilidad de eludir este problema sería que un número suficiente de personas -una masa crítica- se pusiera de acuerdo en el mismo tipo de testimonio. Eres una persona muy orgullosa y, por tanto, te niega a transigir. La verdadera elección, por tanto, es entre elegir seguir completamente la política oficial o seguir la verdad. No hay término medio.

Cat

You dislike being here, as it infringes on your basic rights of freedom. The emphasis here is on your right. You understand that this is a society built on machineries of injustice, bureaucracy and oppression, and accept that. You just deserve to be the exception. You therefore do as you like, bending the rules here and there, but never actually break them. The other may see you as lazy and selfish (which you are), but they also see you as an excellent soldier, when the mood strikes you. It’s all down to motivation and inspiration – when you do like something, you’re the best at it.

You can’t be counted on to do the right thing, everyone knows that. You can’t be counted on to do the wrong thing, either, and that confuses them. You play on this ambiguity, do your best to avoid getting beaten by the bosses, and excel now and then, just to keep it all reasonably entertaining. When you get bored, you pick on someone like Mouse for a bit of fun, or try to get someone else in trouble. Everyone is a free target for your jests, excluding your good friend Raven. You especially liked pranking the now-accused Badger, because he complained so enjoyably whenever you did that.

You grew up in various foster homes, and have never really formed attachments to people. You are currently dating a person from the small town near where you are now, and are hoping to nurture that into an actual relationship, something you have never experienced before.

Bisonte

Eres la clásica personificación de un buen soldado. Sigues adelante incluso en las situaciones más problemáticas y peligrosas, contando con tu fuerza, conocimiento y voluntad para triunfar. Algunas situaciones pueden derribarte, pero al final siempre sales adelante. Esto es importante para ti, no sólo por tu imagen personal, sino también porque te importa mucho que los demás puedan confiar en ti, pase lo que pase. La cadena puede romperse a veces, pero tú nunca eres el eslabón que falla.

Sin embargo, tienes serios problemas con la forma en que se gestiona este lugar. Lxs oficiales son codiciosxs, perezosxs e incompetentes. Lxs suboficiales, a su vez, son ladronxs y sádicxs. No puedes respetar la cadena de mando, y eso empieza a afectar a tu rendimiento. Quieres estar ahí para tu equipo, pero no para la gente que lo manda. Sin embargo, te niegas a fallar.

Musaraña y tú teníais una relación secreta, que fue brutalmente cortada por su ejecución totalmente injusta. Por ello, odias aún más a los oficiales, y este falso tribunal hace aflorar todo tu odio. Una gran parte de ti sólo quiere salir en un resplandor de gloria, como la voz de la justicia frente a lxs mentirosxs.  Los demás aquí te admiran, y es tu deber dar el ejemplo, ya sea el de sobrevivir aquí o el de defender la verdad. No estás tan segurx de poder conseguir ambas cosas.

Caballo

Eres el proverbial caballo de batalla en el que todxs confían para hacer el trabajo. No eres tan brillante en el campo como algunos de lxs demás, pero saben que nunca te cansas y nunca te dejas llevar. Haces el trabajo, incluso cuando no te dan las gracias. Te complace obedecer órdenes, por muy tontas que parezcan, ya que crees que, al final, un sistema como este ejército se organiza por sí mismo y vuelve a ser justo y equitativo. Los problemas que existen son temporales y pueden resolverse si todxs trabajaseis lo más posible.

Creciste en un complejo agrícola y aprendiste muy pronto que cada persona tiene que hacer su parte, si se quieren conseguir grandes cosas. O incluso cosas pequeñas, en realidad. Desprecias a quienes no quieren trabajar en beneficio propio y de los demás, pero no se quejan mucho sin embargo. Ya aprenderán, de los que son como tú, en algún momento.

Ahora te enfrentas a una situación en la que un grupo de perezosxs de este tipo, oficiales además, están intentando matar a un par de buenxs trabajadorxs para cubrir sus propios crímenes. Eso no te gusta nada. Sin embargo, levantarse y hacer algo sería arriesgado y comprometería lo que has hecho aquí hasta ahora. No tienes claro qué sería lo correcto, así que al menos por ahora vas a lo seguro. Un buen líder podría cambiar tu opinión, o quizá no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.